• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Química
    Cinco formas de ver las reacciones químicas

    Una reacción química ocurre cuando dos o más materiales interactúan y se transforman en nuevas sustancias. Por ejemplo, cuando el agua se mezcla con bicarbonato de sodio, las moléculas en los dos reactivos producen hidróxido de sodio y ácido carbónico burbujeante. La efervescencia de la carbonatación demuestra una reacción química empíricamente observable. Los científicos usan instrumentos como espectrómetros de masas para detectar reacciones químicas no siempre visibles para el ojo.

    Bright Lights

    La luz es un subproducto de algunas reacciones químicas. A menudo se producen calor y luz, como lo ilustra la llama ardiente y ardiente de una vela. Las reacciones quimioluminiscentes solo generan luz. Artículos novedosos como barras de luz y brazaletes brillantes para niños son ejemplos de reacciones quimioluminiscentes. Doblar y sacudir el objeto hace que los productos químicos que están dentro reaccionen y produzcan luz. La emisión de luz por organismos bioluminiscentes es un tipo de reacción química natural que se observa en luciérnagas y muchos organismos marinos bajo el mar.

    Precipitates

    Las reacciones químicas entre ciertos tipos de líquidos solubles pueden provocar nuevas propiedades, como la producción de un material líquido y sólido diferente llamado precipitado. La evidencia de una reacción química se puede ver en forma de partículas pequeñas que aparecen de repente y se asientan en el fondo del vaso de precipitados. Si las partículas son pequeñas, el precipitado puede permanecer suspendido, dando al líquido una apariencia turbia. Por ejemplo, una pequeña cantidad de cloruro de sodio líquido añadido al nitrato de plata causa una reacción química que forma un precipitado visible de cloruro de plata suspendido en nitrato de sodio.

    Cambios de color

    Las reacciones químicas representan muchas de los cambios de color en la vida cotidiana. Por ejemplo, cambiar la luz del sol y la temperatura en el otoño disminuye la producción de clorofila verde en las hojas, permitiendo que los pigmentos enmascarados se vuelvan visibles. Las moléculas son de diferentes colores porque absorben diferentes cantidades de luz visible. En el laboratorio, el cambio de color puede ser obvio o sutil, dependiendo de la concentración química de la muestra. Los colorímetros miden la intensidad del color producido por las reacciones químicas, lo que es útil para analizar la composición de los materiales.

    Formación de gases

    Las burbujas espumosas producidas por el gas de dióxido de carbono son una señal de que una reacción química ha ocurrido cuando una base se mezcla con ácido. Por ejemplo, las burbujas se forman instantáneamente cuando se agrega bicarbonato de sodio a una sustancia ácida como el vinagre. Se puede ver un resultado más dramático colocando una pequeña porción de potasio en un recipiente con agua y observando cómo el potasio arde y dados en las superficies debido a la producción de gas hidrógeno a medida que se disuelve. Este experimento requiere precauciones de seguridad.

    Combustión

    El humo y las llamas se ven cuando ciertas sustancias reaccionan en el laboratorio. Muchos productos químicos son inflamables y potencialmente explosivos, requieren campanas extractoras de químicos, técnica cuidadosa y supervisión adecuada. Pueden ocurrir errores trágicos, como la muerte de un asistente de laboratorio en la Universidad de California en Los Ángeles, cuya ropa se incendió en 2008 cuando se rompió una jeringa de plástico que estaba usando, exponiendo al aire el t-butil litio inflamable. El asistente de laboratorio no llevaba una bata de laboratorio protectora y sufrió quemaduras graves.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com