• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Naturaleza
    ¿Qué sucede después de que los volcanes erupcionan?

    Hay aproximadamente 169 volcanes activos en los Estados Unidos, pero la mayoría de ellos están en Alaska. Las erupciones volcánicas pueden tener serias consecuencias. Sin embargo, cuando un volcán libera una furia reprimida, no tiene que borrar todo lo que está a la vista. De hecho, si alguna vez has paseado por una playa de Waikiki al anochecer, has visto el poder creativo de los volcanes porque las erupciones ayudaron a construir las islas hawaianas. Por otro lado, los efectos de volcanes poderosos pueden cambiar vidas para siempre y afectar a todo el planeta en formas que nunca habrías imaginado.

    TL; DR (Demasiado tiempo; No lo leí)

    Después de que un volcán entra en erupción, puede dañar estructuras, cambiar paisajes, matar plantas o animales, afectar la calidad del aire, afectar el agua y causar el cambio climático.

    El efecto Ash

    Las cenizas de los volcanes pueden hacer más que oscurecer los cielos, dañar la calidad del aire, contaminar el agua, cubrir carreteras, cubiertas y aviones de tierra. Después de una erupción, los techos de los edificios pueden colapsar y matar a las personas si caen sobre ellos partículas de ceniza volcánica suficientes. Las personas pueden desarrollar problemas respiratorios, irritación de garganta y otros problemas respiratorios cuando las cenizas se caen después de una erupción volcánica.

    Efectos catastróficos graves

    Pueden ocurrir problemas más graves cuando los incendios comienzan como resultado del contacto con calor lava. La lava que fluye puede matar personas, animales y plantas que se encuentran en su camino. Por ejemplo, la erupción del Monte Santa Helena de 1980 mató a unos 24,000 animales. A medida que las plantas y los animales mueren, la hambruna puede llegar a áreas donde las personas dependen de esos suministros de alimentos. Volcanes potentes, como Krakatoa, pueden causar daños catastróficos. Explotando con el poder de 13,000 bombas nucleares en 1883, Krakatoa destruyó aldeas enteras y mató a más de 36,000 personas. La onda de choque fue tan poderosa que destruyó la mayor parte de la isla e instrumentos detectaron la explosión a miles de millas de distancia.

    Cambio climático y actividad volcánica

    Mientras que los gases de efecto invernadero ayudan a calentar el planeta, los volcanes pueden es más fresco. Volcanes de gran alcance arrojan cloruro de hidrógeno, dióxido de azufre, ceniza y otros materiales en lo alto de la estratosfera. Los aerosoles de sulfato reflejan parte de la energía del sol en el espacio, lo que resulta en una atmósfera más fría. Estos aerosoles también pueden causar reacciones químicas que producen monóxido de cloro, una sustancia que destruye la capa de ozono de la Tierra. Paradójicamente, el dióxido de carbono que liberan los volcanes puede aumentar el calentamiento global.

    El lado creativo de los volcanes

    Hace más de 7.000 años el Monte Mazama, un volcán de Oregón, colapsó dejando Crater Lake, una gran atracción turística . Lagos similares existen en otros lugares del mundo. Durante millones de años, las erupciones submarinas en el Océano Pacífico causaron que la lava se acumulara gradualmente, causando que las Islas Hawaianas se formaran sobre el nivel del mar. Cada isla consiste de al menos un volcán. Los volcanes continúan ayudando a dar forma al paisaje del océano. Por ejemplo, una erupción al sur de Tokio en 2013 creó una isla que podría agrandarse si ocurrieran más erupciones. La ceniza combinada con otras partículas volcánicas impulsadas a la atmósfera puede ayudar a crear brillantes puestas de sol en todo el mundo.

    Efectos explosivos adicionales

    Los deslizamientos de tierra volcánica pueden mover grandes cantidades de tierra y roca a hasta 62.14 millas por hora (100 kilómetros por hora), remodelando el paisaje. Los gases ácidos en las nubes de humo volcánico pueden llover sobre el planeta, causando que las superficies de los aviones, vehículos y otros objetos se corroan. Los volcanes colapsados ​​y las erupciones submarinas también pueden desencadenar tsunamis devastadores que destruyen la tierra, la vida y la propiedad. Sin embargo, nada dura para siempre, y esto también se aplica a los volcanes. Después de que dejen de erupcionar, la erosión eventualmente los desgastará con el tiempo hasta convertirse en colinas o incluso valles.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com