• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Naturaleza
    Peligros ambientales en los desiertos

    Caracterizados por largos períodos de sequía y extremos de calor y frío, los desiertos experimentan condiciones ambientales que son peligrosas para la vida en el desierto, incluidos los humanos. Los recién llegados a las áreas desérticas necesitan educación sobre los peligros que pueden enfrentar, y estos riesgos varían según la ubicación y la geología del desierto en particular.

    Clima

    Los desiertos cubren aproximadamente una quinta parte de la tierra superficie y existen cuatro tipos principales: caliente y seco, costero, semiárido y frío. Ejemplos de desiertos cálidos y secos son el desierto de Sonora en los Estados Unidos, el gran desierto central de Australia, el Sahara africano y el desierto de Atacama en América del Sur. Las temperaturas máximas de verano extremas pueden alcanzar 43.5 a 49 grados Celsius (110 a 129 grados Fahrenheit). Los desiertos fríos existen en el Ártico, la Antártida y Groenlandia y tienen la capa de nieve la mayor parte del año. Las precipitaciones en el Sahara y Atacama promedian menos de 1.5 cm (0.6 pulgadas), y los desiertos americanos promedian 28 cm (11 pulgadas) anualmente. Las precipitaciones pueden ser torrenciales cuando ocurren, causando inundaciones y erosiones peligrosas. Los vientos fuertes transportan arena y suelos secos del desierto, creando tormentas de polvo dañinas o haboobs.

    Geología

    Las características geológicas específicas del sitio también presentan riesgos ambientales. En Arizona, la extracción de agua subterránea puede provocar fisuras en la tierra de más de un kilómetro de largo, hasta 15 pies de ancho y cientos de pies de profundidad. Los suelos problemáticos que se expanden y contraen cuando están húmedos o secos causan daños a los hogares y otras estructuras. Arizona y Egipto comparten condiciones peligrosas debido a formaciones cársticas subyacentes, o rocas solubles en agua que desarrollan cuevas, depresiones, fracturas y sumideros, dando lugar a condiciones inestables. Los terremotos y el vulcanismo son otros peligros que pueden ocurrir en los desiertos del mundo.

    Movimientos del suelo

    Los deslizamientos de tierra ocurren cuando las laderas son debilitadas por las lluvias, los terremotos o los incendios forestales. Deslizamientos de tierra rápidos, como desprendimientos de roca y avalanchas, arrastran casas y cubren caminos. En Arabia Saudita, los desprendimientos de tierra se consideran más devastadores que todos los demás peligros naturales combinados. Las áreas de dunas de arena se mueven constantemente, desplazadas por los vientos. En Egipto, la migración de las dunas de arena es uno de los problemas económicos y ambientales más serios. Después de las tormentas de lluvia, los flujos de escombros son el resultado de las aguas de escorrentía que se mueven y vuelven a depositar el suelo, el material vegetal, las rocas y las rocas, y típicamente tienen un 80 por ciento de sólidos y un 20 por ciento de agua. En Arizona, ocurren principalmente durante los monzones de verano.

    Peligros biológicos

    Las plantas y los animales con componentes tóxicos también presentan peligros para los humanos en los desiertos. Las euforbias que crecen en los desiertos africanos tienen una savia cáustica y lechosa que puede causar ceguera temporal o permanente. Los cactus nativos de los desiertos de América del Norte y del Sur tienen espinas feroces que causan punciones y laceraciones dolorosas. Criaturas venenosas como serpientes, escorpiones, arañas y lagartijas habitan en los desiertos, y su picadura o picadura puede causar enfermedades humanas o la muerte. En África, hordas de langostas del desierto destruyen vastas áreas de vegetación natural y tierras de cultivo. En el suroeste de Estados Unidos, un hongo patógeno transmitido por el suelo causa la enfermedad llamada fiebre del valle o coccidioidomicosis, que puede ser fatal. Pequeñas moscas de arena mordientes ocurren durante las estaciones lluviosas en los desiertos del Viejo Mundo y del Nuevo Mundo. Contienen una enfermedad grave llamada leishmaniasis, que representa una importante amenaza para la salud del personal militar de EE. UU. Desplegado en áreas como Medio Oriente, Afganistán y África.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com