• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Energía
    ¿Por qué deberíamos conservar los combustibles fósiles?

    El carbón, el petróleo y el gas natural son combustibles fósiles. Han estado en existencia por millones de años. Muchas personas usan estos combustibles como fuente de energía. Sin embargo, los combustibles fósiles no son renovables; si los recursos se agotan, nunca estarán disponibles nuevamente. Por lo tanto, es importante conservar los combustibles fósiles, utilizando fuentes alternativas de energía cuando sea posible.

    ¿Qué son los combustibles fósiles?

    Los combustibles fósiles son llamados así porque se formaron a partir de los restos de los seres vivos. El término generalmente se refiere al carbón, gas natural y petróleo. La gente usa estos combustibles como fuente de energía para calentar sus hogares, cocinar y crear electricidad.

    Historia de los combustibles fósiles

    Las personas han estado usando combustibles fósiles durante 3.000 a 5.000 años. El primer uso del carbón data de China, hace unos 3.000 años. Los chinos creían que el carbón era una piedra mágica y la usaban para fundir el cobre. El uso del petróleo data del antiguo Egipto. Los egipcios lo usaban con fines medicinales, como curar heridas. Los nativos americanos también lo usaron para este propósito, así como para impermeabilizar sus canoas. El gas natural fue la base del culto al fuego en el antiguo Irán. También se ha utilizado como fuente de calor durante miles de años.

    Combustibles fósiles en los tiempos modernos

    En los tiempos modernos, los combustibles fósiles se utilizan para una variedad de propósitos además de la calefacción y ligero. En el siglo XIX, las estufas de carbón eran comunes. Estas estufas funcionaban como chimeneas. La gente llenó la estufa con carbón y encendió el carbón para generar calor. Actualmente, el carbón no es una fuente de calefacción popular, pero se usa para generar electricidad. El carbón también se usa en la producción de vidrio, cemento, cerámica y acero, así como en medicamentos como la aspirina. El petróleo tiene una amplia variedad de usos. Además de ser una fuente viable de calefacción e iluminación, se utiliza en la producción de gasolina, que alimenta motores de vehículos de motor. También se usa en la síntesis de plásticos y en aspirina. El gas natural se usa tanto residencial como comercialmente. Las casas en todos los Estados Unidos usan gas natural para cocinar, calentar e iluminar. También se usa para generar electricidad.

    Cómo se fabrican los combustibles fósiles

    Los combustibles fósiles tardan millones de años en crearse. En el pasado distante, los árboles muertos y otras plantas se hundieron hasta el fondo del océano, formando una capa de material conocida como turba. Con el tiempo, las rocas y la arena cubrieron este material. El peso de las rocas y la arena ejerce presión sobre la turba, exprimiendo la humedad. Los combustibles fósiles se formaron a partir de este proceso.

    Los combustibles fósiles no son renovables

    Como los combustibles fósiles tardan millones de años en crearse, no son renovables. Una vez que los recursos se agoten, las personas no podrán obtener más carbón, gas o petróleo. Estos combustibles son necesarios para una variedad de artículos que hacen nuestras vidas más fáciles o prolongan nuestras vidas. Por esta razón, es importante conservar los combustibles fósiles utilizándolos con la menor cantidad de energía posible y encontrar fuentes de energía alternativas para realizar algunas de las funciones que actualmente dependemos de los combustibles fósiles.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com