• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Otro
    Un juez de Alaska acaba de restablecer una prohibición de perforación en alta mar: aquí está el por qué eso importa

    Una prohibición de perforación en alta mar está vigente en Alaska ... nuevamente.

    La primera vez que entró en vigencia fue bajo la presidencia de Barack Obama, como parte del esfuerzo del ex líder para ayudar a preservar varias áreas de los océanos Ártico y Atlántico. Pero cuando el presidente Donald Trump asumió el cargo, utilizó una orden ejecutiva para revertir esa prohibición, abriendo las áreas a la perforación y el desarrollo en alta mar que tienen el potencial de dañar el ecosistema circundante. Sin embargo, la semana pasada, el juez Sharon L. Gleason, del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Alaska, dictaminó que el uso de Trump de la orden ejecutiva era "ilegal, ya que excedía la autoridad del presidente". Ella ordenó que la prohibición se restableciera de inmediato, a menos que el Congreso, no solo el presidente - se unieron para revocarlo una vez más.

    Muchos expertos legales consideran que la decisión del juez Gleason es un duro golpe para los continuos esfuerzos de Trump para revertir las protecciones ambientales establecidas por sus predecesores.
    Quién trabajó para obtener ¿Prohibición de volver a su lugar?

    La decisión del juez Gleason no surgió de la nada. Cuando el presidente Obama entró en vigencia por primera vez, los grupos ambientalistas aplaudieron la acción. Después de convertirse en el primer presidente en funciones en visitar el Ártico, la prohibición fue uno de los movimientos de conservación más importantes del ex líder.

    La prohibición protegió casi 120 millones de acres del Ártico y 31 cañones de aguas profundas en el Atlántico, incluidos lugares donde se encuentran animales como osos polares, morsas, tortugas marinas y especies raras de peces de aguas profundas. Ya enfrentadas a las amenazas del cambio climático y la contaminación, esas tierras y la vida silvestre dentro de ellas podrían deteriorarse aún más si se abrieran a la perforación y el desarrollo. Además, las aguas frías y remotas del Ártico son algunos de los lugares más peligrosos y difíciles de limpiar si ocurre un desastre en forma de derrame de petróleo.

    Entonces, cuando Trump revocó la prohibición, las mismas organizaciones que tenían Aplaudieron las acciones de Obama que llevaron a la administración a los tribunales. Diez grupos ambientalistas, incluidos Earthjustice, Sierra Club y The Wilderness Society, se unieron para luchar para proteger las tierras en el Ártico y el Océano Atlántico.

    Se enfrentaron a la oposición de los acusados, incluida la senadora de Alaska Lisa Murkowski y American Petroleum Institute, que argumentó que la perforación en esas regiones ayudaría a proporcionar a los consumidores en las áreas un mayor suministro de energía asequible, crear empleos y fortalecer la seguridad nacional.

    Finalmente, la decisión del juez Gleason se redujo a la forma en que Trump expresó Prohibición en vigor. En lugar de obtener la aprobación del Congreso, utilizó una orden ejecutiva, diciendo que la prohibición era parte de una promesa de minimizar la dependencia del país del petróleo extranjero y crear empleos. Ese movimiento sobrepasó su autoridad, dictaminó el juez Gleason. Ella tiró la orden.
    Entonces, ¿qué pasa ahora?

    Buena pregunta. Esta decisión tiene implicaciones a corto y potencial a largo plazo que podrían dar forma a la política legal ambiental en el futuro. A corto plazo, la prohibición se ha puesto en vigencia, aunque los expertos esperan que la decisión sea apelada en la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito.

    A largo plazo, la decisión es uno de los muchos contratiempos del Trump La administración ha sufrido durante sus intentos de revertir las iniciativas ambientales de Obama. La administración ha propuesto una expansión masiva de la perforación en alta mar, como en, moviéndose para abrir casi todas las aguas costeras a la perforación.

    Pero este reciente golpe legal sugiere que Trump podría tener que ser más creativo en su enfoque para obtener apoyo para tales esfuerzos. Sin embargo, requerirá mucha creatividad, ya que los demócratas tienen el control de la casa, y muchos de esos líderes tienen agendas que se centran en impulsar la reforma ambiental y combatir los efectos del cambio climático.

    Si usted eres uno de sus constituyentes y quieres ayudar a impulsar esas agendas, considera contactarlos hoy. Porque incluso cuando piensa que la administración ha hecho un mal movimiento, su voz puede ayudar a que ese movimiento sea desestimado en la corte.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com