• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Naturaleza
    Animales y plantas que viven en las montañas

    Las montañas existen en muchas formas en todo el mundo, desde pequeñas tierras altas dispersas hasta picos dramáticos y dentados. Definidas por la elevación, las montañas juegan un papel importante en el clima de su región y proporcionan un hábitat abundante para una variedad de especies de plantas y animales. Las especies nativas de cada cadena montañosa varían en forma y apariencia, aunque todas están supremamente adaptadas para vivir dentro de su área de distribución. Sierra Nevada Mountains
    ••• Tom Brakefield /Stockbyte /Getty Images

    Como cualquier montaña paisaje, la gama de Sierra Nevada presenta numerosos ecosistemas definidos por ciertas especies clave. Desde bosques bajos de pino gris (Pinus sabiniana) hasta bosques montanos de abeto rojo (Abies magnifica) y secuoya gigante (Sequoiadendron giganteum), la ecología de Sierra Nevada incluye numerosas especies de plantas, entre ellas ceanothus (Ceanothus), enebro occidental (Juniperus occidentalis) ) y flores silvestres como el girasol lanudo (Eriophyllum congdonii), una planta con flores raras. Dentro de estos hábitats variados, habita una variedad de animales depredadores y presas, incluido el oso negro americano (Ursus americanus), el venado bura (Odocoileus hemionus), la cola de anillo (Bassariscus astutus) y el borrego cimarrón de Sierra Nevada (Ovis canadensis sierrae), una subespecie en peligro de extinción borrego cimarrón.
    Montes Apalaches
    ••• Hemera Technologies /Photos.com /Getty Images

    Los Montes Apalaches son una amplia gama, que se extiende desde Canadá hasta el sur de los Estados Unidos. Debido a su gran tamaño, los Apalaches proporcionan una inmensa variedad de hábitat para especies de plantas y animales. Ciertas especies de plantas clave definen los muchos ecosistemas dentro de los Apalaches, incluyendo el abeto rojo (Picea rubens), el abeto balsámico (Abies balsamea), la cicuta oriental (Tsuga canadensis) y la haya americana (Fagus grandifolia). Estos diversos hábitats forestales albergan numerosas especies animales, entre ellas el castor (Castor canadensis), el zorro rojo (Vulpes vulpes) y la ardilla voladora del sur (Glaucomys volans).
    Los Alpes
    ••• NA /AbleStock. com /Getty Images

    Ocupados por humanos durante miles de años, los Alpes perdieron gran parte de su biodiversidad anterior debido a la deforestación y la caza, sin embargo, ciertas especies clave de plantas y animales permanecen dentro de áreas inaccesibles. Predominan los bosques de arce sicómoro (Acer pseudoplatanus), haya europea (Fagus sylvatica) y roble inglés (Quercus robur), así como pequeños bosques de picea de Noruega (Picea abies) en altitudes más altas. Estos bosques están intercalados con praderas ricas en líquenes, musgos y pequeños arbustos como la alpenosa (Rhododendron ferrugineum). Las especies animales dentro de los Alpes incluyen el águila real (Aquila chrysaetos), la gamuza (Rupicapra rupicapra) y el lince euroasiático (Lynx lynx), aunque las poblaciones de lince son pequeñas y fragmentadas en gran parte del rango.
    El Himalaya
    • •• Jupiterimages /Photos.com /Getty Images

    Hogar de los picos más altos del mundo, los Himalayas también albergan una gran variedad de especies de plantas y animales. La topografía variada y los numerosos hábitats distintos del Himalaya dieron lugar a especies altamente regionalizadas, sin embargo, se producen varias variedades de plantas y animales en gran parte del rango. El cedro de cedro (Cedrus deodara), el abeto del Himalaya (Picea smithiana) y el árbol de sal (Shorea robusta) comprenden gran parte de la cubierta forestal de la región, proporcionando hábitat para plantas de bajo crecimiento como el rododendro (Rhododendron sp.), El enebro del Himalaya (Juniperus squamata) y viburnum (Viburnum spp.). Dentro de los diversos ecosistemas forestales del Himalaya, especies animales como el oso pardo del Himalaya (Ursus arctos isabellinus), el leopardo de las nieves (Uncia uncia) y el bharal (Pseudois nayaur), o la oveja azul del Himalaya, prosperan.
    Cordillera de los Andes
    ••• Jupiterimages /Photos.com /Getty Images

    Dominando la costa occidental de América del Sur, las montañas de los Andes se extienden a lo largo de 4,300 millas, convirtiéndola en la cordillera más larga del mundo. Notablemente diversa en terreno y ecología, los Andes cuentan con ecosistemas forestales, de valle y alpinos, cada uno de los cuales proporciona hábitat para una variedad de especies de plantas y animales. Las especies nativas de árboles como la escobilla (Schinus molle), el árbol de quinina (Cinchona pubescens) y la quenua (Polylepis spp.) Existen en áreas que aún no se han convertido para fines agrícolas, así como plantas con flores como chuquiraga (Chuquiraga arcuata) y achupalla (Puya clava-herculis), una bromelia terrestre. Achupalla proporciona una fuente de alimento preferida para el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), una especie inusual de oso llamada así por sus marcas faciales en forma de anteojos. Dos especies de chinchilla (Chinchilla spp.) Comparten su área de distribución con el oso de anteojos, así como una variedad de camélidos como la vicuña (Vicugna vicugna) y el guanaco (Lama guanicoe).

    © Ciencia http://es.scienceaq.com