• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Naturaleza
    ¿Por qué está calmado el ojo de un huracán?

    Los huracanes son sistemas meteorológicos potentes que pueden abarcar áreas de hasta 340 millas de ancho. Sus capas externas contienen fuertes vientos y tormentas eléctricas que pueden causar estragos en una costa o una ciudad. Y aunque estas porciones externas pueden ser tumultuosas, el ojo tranquilo de la tormenta juega un papel importante en el mantenimiento de la fuerza de la tormenta.
    Huracanes

    Los huracanes toman forma sobre las aguas del océano en entornos tropicales donde las condiciones son cálidas y húmedas, según la Corporación Universitaria de Investigación Atmosférica. Cuando viajan fuera de estas condiciones o llegan a tierra, la fuerza de la tormenta comienza a disminuir. Las tormentas que aparecen en el Atlántico se llaman huracanes, mientras que las que se forman en otras partes del mundo se conocen como ciclones tropicales o tifones. El ojo tranquilo y silencioso de la tormenta juega un papel en la forma en que estos sistemas toman forma.
    El ojo

    El ojo de un huracán se desarrolla a medida que la velocidad del viento aumenta a 80 millas por hora o más. El ojo puede tener entre 20 y 40 millas de ancho a medida que persisten las condiciones de tormenta, según la Corporación Universitaria de Investigación Atmosférica. Forma una forma redonda y cilíndrica que se extiende hacia arriba y por encima de la tormenta real como un tubo. La posición del ojo sobre el huracán permite que el aire de la atmósfera se hunda dentro de él. Las características tranquilas del ojo son necesarias para que se produzcan intercambios de calor, humedad y aire.
    The Eyewall

    La pared del ojo está formada por nubes de tormenta que rodean el ojo de un huracán. En efecto, el ojo actúa como un vórtice que alimenta aire húmedo y formaciones de nubes en la fuerza de la tormenta, según la Corporación Universitaria de Investigación Atmosférica. Estos procesos ocurren a lo largo de la pared del ojo que rodea el ojo. Los bolsillos giratorios que contienen aire cálido y húmedo entran en la pared del ojo, donde residen las tormentas eléctricas más fuertes. Mientras el ojo continúe alimentando la pared del ojo, las condiciones de tormenta persistirán, según la NASA.
    Air Exchange

    La acción de succión producida por el ojo da forma y estructura a un huracán. Este proceso crea condiciones tranquilas dentro del ojo y condiciones tormentosas a lo largo de la pared del ojo, según la NASA. Además de transferir bolsas de aire caliente desde la atmósfera superior a la pared del ojo, las bolsas de aire de retorno se dirigen desde la pared del ojo de regreso al ojo. Estas bolsas de retorno absorben humedad adicional de la superficie del océano y, en efecto, regresan a la pared del ojo para elevar aún más la temperatura de la tormenta.
    Las torres calientes

    Las torres calientes se forman hacia las partes más altas de una formación de huracanes . Estas torres consisten en nubes gruesas que se extienden desde la parte superior de la tormenta hasta las capas más bajas de la atmósfera, según la NASA. Las torres calientes proporcionan otro canal para el intercambio de aire en forma de corrientes ascendentes que agitan aún más las energías dentro del ojo de un huracán. Las torres calientes funcionan al elevar el vapor de agua desde el ojo hacia los aires tropicales, lo que genera calor y humedad adicionales. Los flujos de aire resultantes dependen de las condiciones no turbulentas presentes dentro del ojo de un huracán.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com