• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Naturaleza
    El ecosistema de los linces

    Los linces, nombre científico Lynx rufus, son los depredadores más extendidos en América del Norte, desde México hasta Canadá. Algunos investigadores han sugerido que el lince es una "especie clave". Una especie clave es una que tiene un efecto desproporcionado en el ecosistema en el que vive, en relación con su biomasa. Los depredadores son comúnmente nombrados como especies clave porque sus poblaciones son relativamente escasas, sin embargo, ejercen una influencia considerable en los niveles inferiores de la cadena alimentaria.

    Dieta

    El lince es un depredador generalista, esto significa que tiene la capacidad de aprovecharse de una amplia gama de especies presa. Esto se debe, en parte, a su tamaño versátil. El lince, más o menos del mismo tamaño que un coyote, es lo suficientemente grande como para derribar a los pequeños ciervos y antílopes pronghorn, pero lo suficientemente pequeño y ágil como para capturar presas pequeñas. Un estudio llevado a cabo por el personal de Idaho Fish and Game, publicado en una edición de 1988 de "Northwest Science", encontró que los gatos monteses comían un total de 42 especies diferentes en un año en las Cascade Ranges de Oregón. Las liebres, los ciervos de cola negra y los castores constituían la mayor parte de la dieta anual, pero los gatos monteses también comían una variedad de pequeños mamíferos, aves, reptiles e incluso insectos.

    Control de ecosistemas descendentes

    Como depredador superior, el lince rojo está en la parte superior de la cadena alimentaria o cerca de ella. Esta posición es crítica, porque el lince ejerce lo que se conoce como "control de arriba hacia abajo" de los ecosistemas. Los linces y otros depredadores ayudan a mantener los ecosistemas equilibrados. En los ecosistemas que son escasos para los depredadores, los consumidores que se encuentran más abajo en la cadena alimentaria aumentan rápidamente en tamaño de la población. Esto excede los impuestos a los recursos alimenticios, lo que lleva a un peor estado de las personas y mayores tasas de inanición. Finalmente, la baja tasa de natalidad y la alta mortalidad harán que las poblaciones de consumidores colapsen, pero mientras tanto, los efectos se han filtrado a las comunidades de plantas. El pastoreo excesivo de herbívoros puede dar como resultado una biomasa muy baja de algunas especies de plantas. Esto a su vez afecta a las comunidades de invertebrados y puede inhibir el ciclo de nutrientes.

    Kiawah Island

    El aumento de la invasión de áreas urbanas en áreas previamente salvajes ha llevado a la urbanización de muchas especies de vida silvestre, incluyendo ciervos, mapaches y zarigüeyas En Kiawah Island, Carolina del Sur, la tasa de supervivencia del venado de cola blanca es anormalmente alta porque hay pocos depredadores en este paisaje predominantemente suburbano. Con el objetivo de restablecer el equilibrio natural de los ecosistemas, las autoridades locales han colaborado con los investigadores para descubrir formas de aumentar la idoneidad del hábitat para los gatos monteses. Un artículo publicado en la edición de abril de 2010 del Journal of Wildlife Management, junto con la investigación actual sobre Kiawah Island, indica que alentar a los propietarios a proporcionar y preservar el hábitat adecuado para gatos monteses podría ser un método exitoso para restablecer las relaciones depredador-presa en los suburbios áreas.

    Isla Cumberland

    Cumberland Island, Georgia, carecía de grandes depredadores hasta que se lanzaron linces como parte de un proyecto de restauración de ecosistemas en 1989. Los resultados del proyecto se informan en un 2009 compilación sobre la conservación de Lynx, titulada "Conservación ex situ del lince ibérico: un enfoque interdisciplinario". Sin la presión de los depredadores, los herbívoros nativos e introducidos proliferaron en la isla. El pastoreo excesivo y la búsqueda estaban causando daños a las comunidades de plantas nativas, y el venado de cola blanca fue identificado como uno de los principales culpables. Las dietas Bobcat fueron monitoreadas entre 1980 y 1998. Los investigadores encontraron menos ciervos en las dietas de bobcat a lo largo del tiempo, lo que indica que los gatos monteses habían utilizado inicialmente ciervos como especie de presa primaria, pero que los comían menos a medida que se volvían más escasos. La regeneración del roble nativo aumentó significativamente durante este período de tiempo, una prueba más de que los gatos monteses estaban manteniendo el número de ciervos bajo. El peso corporal de los ciervos aumentó en 11 kilogramos, en promedio, entre 1989 y 1997, lo que demuestra la importancia de los gatos monteses para mantener saludables a las poblaciones de presas.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com