• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Química
    Experimentos con peróxido de hidrógeno

    Químicamente, el peróxido de hidrógeno tiene una composición similar al agua, excepto que su molécula tiene un átomo de oxígeno adicional. Experimentos simples, algunos de los cuales puedes hacer en casa, implican descomponer el peróxido de hidrógeno en agua y oxígeno, usando catalizadores para acelerar la reacción. Otros experimentos muestran la presencia de oxígeno. El peróxido de hidrógeno, en combinación con otros productos, puede producir reacciones químicas visibles.

    TL; DR (demasiado largo; no leído)

    Puede realizar experimentos sencillos con el peróxido de hidrógeno de la farmacia en el hogar , descomponiéndolo en agua y oxígeno.
    Peróxido de hidrógeno y levadura

    El peróxido de hidrógeno es relativamente inestable, por lo que con el tiempo se descompone en agua y oxígeno. En este experimento, la levadura se agrega al peróxido de hidrógeno para acelerar su proceso de descomposición, que normalmente es lento. Puedes realizar el experimento en casa en un fregadero. Necesitará una botella de refresco grande y vacía, un 3 por ciento de peróxido de hidrógeno de una tienda de comestibles, un paquete de levadura activa, jabón líquido para platos y agua tibia. Mezcle aproximadamente 113 gramos (4 onzas) de peróxido de hidrógeno con 56 gramos (2 onzas) de jabón para lavar platos en la botella de refresco. Ponga a un lado y mezcle el paquete de levadura con agua tibia, dejando reposar durante unos cinco minutos. Vierte la mezcla de levadura en la botella de refresco. La reacción produce oxígeno gaseoso y la adición de detergente líquido crea espuma.
    Peróxido de hidrógeno y lejía

    La mezcla de peróxido de hidrógeno y lejía crea oxígeno gaseoso, sal (cloruro de sodio) y agua. El blanqueador debe contener hipoclorito de sodio para que este experimento funcione. No es necesario concentrar las soluciones para obtener una reacción rápida. Necesitará 3 por ciento de peróxido de hidrógeno, aproximadamente 6 por ciento de lejía doméstica y un vaso de precipitados. Vierta 56 gramos (2 onzas) de cloro en el vaso de precipitados y el equivalente de peróxido de hidrógeno. Una vez que los dos se mezclan, la reacción se producirá rápidamente, produciendo burbujas.
    Peróxido de hidrógeno y azufre ardiente

    Este experimento no descompone el peróxido de hidrógeno, sino que simplemente muestra que contiene oxígeno. Expones una rosa a azufre ardiente y luego la sumerges en peróxido de hidrógeno. Necesitará dos tazas para beber, una rosa con un tallo pequeño, cinta adhesiva, papel de aluminio, azufre y peróxido de hidrógeno. Pega la rosa al interior de la primera copa y coloca un pequeño montón de azufre en un trozo de papel de aluminio. Agregue llama al azufre hasta que comience a arder; gire la taza con la rosa boca abajo sobre el azufre ardiente. La rosa se expone al gas de dióxido de azufre, convirtiendo los pétalos de la rosa en blanco a medida que el gas se combina con el oxígeno en la parte coloreada de la rosa. Retire la rosa de la taza y sumérjala en una taza llena hasta la mitad con peróxido de hidrógeno. El peróxido de hidrógeno proporciona oxígeno a la flor, restaurando su color.
    Consideraciones de seguridad

    Asegúrese de usar gafas protectoras cuando realice cualquiera de estos experimentos, ya sea en el hogar o en el aula o en el laboratorio. Si el peróxido de hidrógeno entra en contacto con los ojos, puede provocar daños o ceguera. Es imperativo buscar atención médica si esto sucede. Asegúrese de usar un delantal y ropa que cubra su piel. Según el sitio web de la Agencia de Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades, el peróxido de hidrógeno puede causar irritación en la piel; también puede haber quemaduras en la piel con ampollas con exposición a soluciones concentradas. El peróxido que compra en la farmacia suele ser del 3 por ciento, mientras que los químicos y otros profesionales pueden usar concentraciones más fuertes del 35 al 50 por ciento. Enjuague su piel con agua si está expuesta al peróxido de hidrógeno.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com