• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Química
    Cómo saber si un elemento tiene una carga positiva o negativa

    Un átomo es un componente básico de la materia que consiste en un núcleo (núcleo) cargado positivamente rodeado por una nube de electrones cargados negativamente. Por definición, los átomos son entidades neutrales porque la carga negativa del núcleo cancela la carga positiva del núcleo. Sin embargo, la ganancia o pérdida de un electrón puede conducir a la formación de un ion, también conocido como átomo cargado.
    La carga de elementos

    Un elemento es un ejemplo de un átomo con un número fijo de protones positivos dentro del núcleo. Por ejemplo, el sodio es un elemento con 11 protones dentro del núcleo y 11 electrones. Otro ejemplo de un elemento es el carbono, que tiene seis protones dentro del núcleo y seis electrones. En ambos casos, estos elementos tienen una carga neutral. Un átomo se carga cuando el número de protones no es igual al número de electrones. Por ejemplo, si un elemento tiene seis protones pero solo cinco electrones, la carga neta del elemento es +1. Por el contrario, si un elemento tiene seis protones pero siete electrones, entonces la carga neta del elemento es -1. En realidad, todos los elementos son neutros en su estado natural, y es la ganancia o pérdida de electrones lo que determina su carga.
    Las órbitas de los electrones alrededor del núcleo

    Los electrones que rodean a los átomos solo pueden sentarse en conchas bien definidas. Cada capa solo puede contener un número fijo de electrones, y los átomos son más estables cuando se llenan estas capas. Es posible predecir qué carga ganará un átomo observando cómo se sientan los electrones alrededor del átomo. La primera capa de un átomo solo puede contener dos electrones, la segunda capa puede contener ocho electrones y la tercera capa puede contener 16 electrones. Si una capa está menos de la mitad, entonces es más fácil para un átomo perder electrones para volverse más estable. En este caso, el átomo se convierte en un ion positivo. Alternativamente, si un caparazón está más de la mitad lleno, es más fácil que un átomo gane electrones para volverse más estable. Esto conduce a un ion negativo.
    Ejemplo - Sodio

    El sodio tiene 11 electrones que orbitan el núcleo. Las dos primeras capas dentro del sodio están llenas y solo un electrón ocupa la tercera capa. Por lo tanto, es más fácil que el sodio pierda un electrón y se vuelva positivo.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com