• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Química
    Cómo extraer metales preciosos de sulfuros

    Los metales preciosos se pueden encontrar en depósitos de minerales junto con azufre, y se conocen como sulfuros. Los metales del grupo del cadmio, del cobalto, del cobre, del plomo, del molibdeno, del níquel, de la plata, del cinc, y del oro y del platino se pueden encontrar en formas del sulfuro. Estos depósitos de mineral concentrado se consideran de baja calidad debido a los costos económicos asociados con el procesamiento, pero se pueden separar económicamente cuando los precios de estos metales aumentan en el mercado abierto. El método más popular de separación es el método de flotación por espuma, que fue diseñado específicamente para sulfuros en oposición a la fundición, que es más adecuado para vetas más grandes de mineral metálico. Otro método más moderno usa microorganismos para separar los metales del azufre.

    Separación de metales del azufre

    Identifique los cuerpos de mineral con suficientes metales para que la recuperación valga la pena. Los sulfuros se pueden identificar usando técnicas de exploración de polarización inducida. Los sulfuros pueden almacenar energía cuando una carga eléctrica pasa a través de ellos desde la superficie. La corriente no se dispersa de inmediato sino que se disipa lentamente. La energía almacenada en el mineral de sulfuro se puede medir después de que se apaga la corriente para extrapolar el tamaño del depósito. La polarización inducida se puede usar para identificar sulfuros que pueden ser indicadores de depósitos de mineral más grandes.

    Extraer depósitos de mineral de sulfuro del suelo y colocarlos en la trituradora para picar mineral de 5 a 50 micrómetros. La trituración comienza el proceso de separación preparando el mineral que se va a flotar en el agua. Primero, el mineral se tritura usando una trituradora giratoria para reducir el mineral a trozos de 6 pulgadas de diámetro. A continuación, se emplean trituradores húmedos, trituradores y /o semiautomáticos para reducir las partículas de mineral a tamaños aceptables.

    Transfiera mineral a las células del circuito de flotación donde el mineral se despulpa con agua. Agregue un colector, que es una especie orgánica que separa las especies de interés de otros componentes sin valor; en este caso metales preciosos de azufre. Fuerce burbujas de aire en la pulpa, a la cual los metales se unirán y flotarán. La espuma resultante se acumulará por encima del vertedero de células de flotación y luego se transferirá a otra celda.

    Agregue alcohol alquílico a la celda de espuma, que estabilizará la capa de espuma. Una vez que los metales se estabilizan, pueden espesarse, filtrarse, secarse y envasarse para su envío. El agua utilizada en el proceso de flotación por espuma generalmente se recicla para limitar los impactos al medio ambiente.

    Emplee biolixiviación para metales básicos, como zinc, cobre y níquel, o bioxidación mineral para mejorar la extracción de oro y plata. Ambos métodos se basan en bacterias, como hiobacillus ferrooxidans, para recuperar metales preciosos. Por ejemplo, apilar mineral en pilas de 200 pies de profundidad. Aplique ácido sulfúrico diluido en agua para permitir que la bacteria crezca. Los microorganismos procesarán el mineral, lo que dará como resultado metales que se pueden recuperar junto con la solución ácida, que debe manipularse adecuadamente. Los microorganismos se consideran benignos para las plantas y los animales; sin embargo, el proceso puede dar como resultado un drenaje ácido de la mina si el agua no se elimina adecuadamente.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com