• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Naturaleza
    ¿Cómo afecta el sedimento al ecosistema?

    Los sedimentos, formados por partículas minerales y orgánicas del suelo, pueden tener profundos impactos en los ecosistemas terrestres y acuáticos. El sedimento proporciona un apoyo ascendente para la producción terrestre y puede ayudar a mantener el agua y el aire limpios, pero también puede tener efectos negativos, ya que se mueve tanto dentro como entre los ecosistemas. Con una gestión adecuada, el transporte de sedimentos puede optimizarse para reducir los impactos tanto en los sistemas que pierden sedimentos como en los que los reciben.

    Transporte de sedimentos

    Los sedimentos se transportan con frecuencia dentro y entre ecosistemas, principalmente por viento y corrientes agua. Los sedimentos superficiales sueltos que no se mantienen en su lugar por las plantas se pueden mover a los sistemas acuáticos cercanos, donde luego se transportan río abajo a otros ecosistemas terrestres y acuáticos. La pérdida de sedimentos es más común en suelos muy manejados o cultivados, como los campos agrícolas donde grandes extensiones de tierra son cultivadas y desprovistas de vegetación. Por el contrario, las ganancias de sedimentos son más frecuentes en ubicaciones más planas río abajo de los campos agrícolas, donde el agua que fluye se ralentiza y cae sus partículas.

    Efectos de la pérdida de sedimentos

    Los sedimentos contienen nutrientes vitales para el mantenimiento de la planta y crecimiento, incluyendo nitrógeno, fósforo, calcio y magnesio. El carbono en los sedimentos admite diversas poblaciones microbianas que son responsables de transformar y retener los nutrientes. Cuando los sedimentos se pierden de un sistema, también lo son estos nutrientes esenciales, lo que reduce la fertilidad general del suelo. En áreas ribereñas susceptibles a inundaciones periódicas, la pérdida de sedimentos puede provocar una disminución en la elevación de la superficie, lo que hace que el sistema sea vulnerable a períodos de inundación más largos e intensos, así como a una mayor pérdida de suelo.

    Calidad del agua

    Los sedimentos suspendidos en el agua pueden bloquear la penetración de la luz solar en el agua. Esto puede dañar la vegetación acuática sumergida y el fitoplancton que dependen de la luz solar para la fotosíntesis. Los nutrientes, particularmente el nitrógeno y el fósforo de las operaciones agrícolas, también se mueven aguas abajo a los sistemas acuáticos, lo que a veces resulta en floraciones de algas. Las floraciones de algas pueden agotar rápidamente el oxígeno disuelto, causando hipoxia en los peces y otras plantas y animales acuáticos.

    Formación de Humedales

    La entrega de sedimentos es un fenómeno natural que crea nuevos humedales en las zonas costeras. Las plantas colonizan una vez que el sedimento ha sido depositado, lo que permite que se capturen más sedimentos y se construya más tierra. El atrapamiento de sedimentos en los humedales costeros minimiza los impactos negativos en la calidad del agua local y protege a las comunidades costeras en caso de tormentas oceánicas catastróficas. En entornos más agrícolas, la plantación de pastos y otra vegetación a lo largo de los bancos de arroyos ha ayudado a reducir la pérdida de sedimentos que es beneficiosa para la agricultura, pero puede tener consecuencias negativas aguas abajo.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com