• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Biología
    ¿Cómo Daña la Luz UV a la Cadena de ADN?

    El ADN puede ser la molécula más importante en biología. Todos los seres vivos, desde las bacterias hasta los humanos, tienen ADN en sus células. Tanto la forma como la función de un organismo están determinadas por instrucciones almacenadas en el ADN. Cada proceso en su cuerpo es controlado y dirigido por estas instrucciones de una manera muy precisa. Cualquier daño a la molécula de ADN, y por lo tanto a las instrucciones que contiene, puede conducir a la enfermedad.

    Estructura

    La información en el ADN está determinada por su estructura. La molécula de ADN es una cadena larga compuesta de moléculas más pequeñas y simples unidas entre sí, como los enlaces de una cadena. Cuatro moléculas diferentes, aunque similares, se utilizan como enlaces para formar la cadena. El orden en que estas cuatro moléculas se producen a lo largo de la cadena codifica las instrucciones. Aunque la información es muy compleja y detallada, solo se necesitan cuatro enlaces diferentes. Las cuatro pequeñas moléculas que forman los enlaces de la cadena de cadenas de ADN se llaman bases e incluyen adenina, citosina, guanina y timina.

    Luz UV

    Luz UV, abreviatura de luz ultravioleta, también conocida como radiación ultravioleta, es una forma de luz invisible que transporta mucha energía. Esta energía puede dañar el ADN. La luz ultravioleta es el componente de la luz solar que causa quemaduras solares y bronceados. También se puede crear artificialmente y se utiliza en camas y cabinas de bronceado. Los tres tipos de luz ultravioleta son UVA, UVB y UVC. La energía más alta, la más dañina de estas es UVC. Afortunadamente, la atmósfera de la Tierra bloquea el UVC a la luz solar antes de que llegue a la superficie. La UVA de energía más baja y menos peligrosa penetra la atmósfera, pero no es lo suficientemente potente como para dañar el ADN directamente. Los rayos UVB penetran en la atmósfera y poseen suficiente energía para dañar el ADN.

    Daño

    Los rayos UVA no son lo suficientemente energéticos como para dañar o alterar el ADN directamente. Sin embargo, puede ayudar a causar la formación de radicales de oxígeno dañinos. Los radicales de oxígeno pueden atacar el ADN directamente, pero también pueden alterar las grasas y las proteínas de una manera que los hace dañinos para el ADN. Se cree que este daño causa cáncer. El UVA utilizado en las cabinas y camas de bronceado en interiores causa este tipo de daño y aumenta el riesgo de cáncer de piel. El daño UVA es acumulativo, por lo que más bronceado significa más riesgo. Las personas que usan bronceado en interiores tienen 75 por ciento más de probabilidades de desarrollar cáncer de piel que las que no lo hacen.

    Cuando la luz UVB golpea la cadena de ADN, causa un cambio en la estructura de la cadena. Cualquier lugar a lo largo del cordón que tenga dos bases de timina en una fila es vulnerable a este daño. La energía de la luz UVB altera un enlace químico en la timina. El enlace alterado hace que las bases de timina vecinas se peguen entre sí. Este par de moléculas de timina atrapadas se llama dímero. Dondequiera que se formen estos dímeros, el filamento de ADN se dobla desde su forma normal y la célula no puede leerlo correctamente. Cada segundo que una célula está expuesta a los rayos UVB a la luz del sol puede causar la creación de hasta 100 dímeros. Si una célula acumula demasiados dímeros, puede morir o volverse cancerosa.

    Reparación de dímeros

    Aunque la producción de dímeros en la cadena de ADN por luz UV es común, los procesos naturales de reparación de la Las células corrigen la mayor parte de la distorsión que causan con la suficiente rapidez para evitar daños permanentes. Las proteínas en la célula detectan el daño y cortan la sección dañada de la cadena de ADN que contiene los dímeros. El segmento que falta se reemplaza con las bases correctas y se repara el daño. Aunque los mecanismos naturales de reparación son muy eficientes, los dímeros aún pueden acumularse, causando muerte celular o cáncer.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com