• Home
  • Química
  • Astronomía
  • Energía
  • Naturaleza
  • Biología
  • Física
  • Electrónica
  •  science >> Ciencia >  >> Geología
    Efectos de meteorización

    Los efectos de la intemperie se desintegran y alteran el mineral y las rocas cerca o en la superficie de la tierra. Esto da forma a la superficie de la tierra a través de procesos tales como la erosión del viento y la lluvia o grietas causadas por la congelación y descongelación. Cada proceso tiene un efecto distinto en rocas y minerales. Las tres formas de intemperie incluyen mecánica, biológica y química.

    TL; DR (demasiado larga; no la leyó)

    La erosión erosiona y rompe minerales y rocas.

    Agrietamiento y rotura

    La meteorización mecánica destruye las rocas debido a factores ambientales que incluyen el calor, el frío, el agua y el viento. Una forma de meteorización mecánica es la descongelación o la congelación constante de agua. El agua, en forma líquida, penetra las numerosas fisuras, juntas y agujeros dentro de una roca. Comienza a congelarse cuando las temperaturas bajan a 32 grados Fahrenheit e inferiores. A medida que el agua se congela, se expande y se vuelve un 10 por ciento más grande. Esta expansión empuja las grietas y agujeros en las rocas hacia afuera. Incluso las rocas más duras, como el granito, no pueden igualar la fuerza extremadamente fuerte. La acuñación de sal es la otra forma de meteorización mecánica. El agua que entra en las grietas y agujeros en la superficie de la roca contiene sal. A medida que se evapora, deja la sal atrás. Con el tiempo, los depósitos de sal se acumulan. Crean una fuerte presión que hace que las rocas se debiliten y rompan. La meteorización mecánica es muy común en climas fríos.

    Estructura mineral en alteración

    La erosión química provoca la descomposición, disolución y aflojamiento de las rocas. Las reacciones químicas destruyen los enlaces que mantienen juntas a las rocas. Esto hace que se rompan en pedazos pequeños. Uno de los efectos de la meteorización química es la hidrólisis. A través de la hidrólisis, el agua se agrega a la estructura química de un mineral, lo que lo convierte en uno nuevo. Por ejemplo, la hidrólisis cambia el feldespato en arcilla. Debido a que el agua es un catalizador en las reacciones químicas, la meteorización química ocurre principalmente en áreas con mucha agua y altas temperaturas. Tiende a ser común en los trópicos cálidos y húmedos.

    Cambiando la composición química

    La meteorización biológica se refiere al debilitamiento y posterior descomposición de las rocas por microbios, animales y plantas. El crecimiento de las raíces de las plantas ejerce presión o estrés sobre las rocas. Al alterar la composición química de las rocas, la actividad microbiana desintegra los minerales de la roca. Liquen es un ejemplo perfecto de una actividad microbiana. Liquen es algas y hongos que viven juntos. Los hongos liberan algunos químicos que descomponen los minerales de la roca. Las algas consumen los minerales rotos liberados de la roca. A medida que el proceso continúa, las lagunas y los agujeros continúan acumulándose en la roca, exponiendo la roca a la intemperie. Algunos de los efectos de la intemperie biológica son la ruptura de partículas, el movimiento de minerales, la mezcla de materiales y la producción de dióxido de carbono.

    Resistencia a la intemperie

    Las rocas son símbolos de durabilidad y resistencia. Las rocas son normalmente resistentes a la intemperie. Esta resistencia depende de la porosidad mineral y la composición mineral de la roca. Los minerales físicamente suaves se rompen y aplastan fácilmente. Con los minerales más duros, es bastante difícil. La disposición de los granos minerales y el tamaño de una roca controlan todo el proceso de meteorización. Algunas de las rocas susceptibles a la intemperie son de piedra caliza y mármol. Granite es un ejemplo perfecto de una roca que es altamente resistente a la intemperie.

    © Ciencia http://es.scienceaq.com